CREATIVIDAD

Amagi planet

La creatividad ha estado presente en nuestras vidas desde el principio de la existencia humana. Gracias a ella hemos evolucionado y hemos sido capaces de adaptarnos y sobrevivir, convirtiéndonos en la especie dominante del planeta. O al menos eso parece. La creatividad es una capacidad que nos distingue, una que todos los humanos poseemos, en menor o mayor medida, y que quienes desarrollan logran convertir simples ideas en grandes inventos.

La creatividad tiene origen en nuestro cerebro, muchos científicos afirman que proviene específicamente del hemisferio derecho, que es el encargado, entre otras cosas, de controlar los movimientos de la mano izquierda, ser el responsable de la forma en que percibimos los colores, formas, orientación espacial y una innumerable cantidad de actividades más. Por otra parte, el lado izquierdo se encarga de realizar operaciones relacionadas con el habla, la escritura, lógica, matemáticas, etc. Desde mi perspectiva, y en la de algunos otros científicos y personas, la creatividad no proviene exclusivamente del lado derecho; consiste más bien en la interacción y uso de ambos hemisferios, un punto medio en el que se hace conexión y logramos dar con las ideas más brillantes. Como la palabra crear, (del latín creare, que significa producir algo de la nada), la creatividad es esa chispa de donde surgen las ideas.

“La creatividad es simplemente conectar cosas” -Steve Jobs

Existen cientos de definiciones sobre la creatividad, con distintos enfoques y desde distintas perspectivas. Probablemente no exista una completamente correcta o universal, pero existen muchos factores en las que estas coinciden. Si buscamos en el diccionario, encontraremos una definición muy simple y que probablemente carezca de casi todos los factores que, al menos yo, considero más importantes; pero también creo que es un buen punto de inicio para entender el verdadero significado de esta palabra.

De acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española, creatividad es: 1. Facultad de crear. 2. Capacidad de creación.

Aunque dista de ser una definición completa sobre el término, creo que hay dos palabras clave que esta definición enuncia: Facultad y capacidad. En ocasiones solemos escuchar que no todos somos creativos, y aunque una pequeña parte de esto es cierta, mayormente es una falsedad; la creatividad es una capacidad, con la que todos nacemos, pero pocos desarrollamos. Siendo pequeños, solemos ser mucho más creativos, porque no tenemos complejos y no hay límites en nuestra imaginación. Sin embargo, conforme vamos creciendo, el entorno, la sociedad y muchos otros factores que nos rodean, van haciendo que perdamos esa capacidad imaginativa, y la creatividad en nuestras vidas va desapareciendo poco a poco.

Para poder desarrollarla, debemos trabajar en ella como con cualquier otra habilidad que deseemos progresar; estimular nuestra mente a diario con nuevas ideas, realizando actividades en las que nos veamos obligados a pensar de manera distinta y salir de nuestra zona de confort. La práctica es lo único que nos podrá convertir en personas más creativas.

“Crear es hacer que algo valioso que no existía, exista”. -José Antonio Marina

La creatividad es una capacidad de ver las formas de otra manera; de utilizar ideas presentes desde un enfoque distinto, resultando en formas útiles y originales. Para Ken Robinson, uno de los mayores expertos en creatividad, ésta es definida como “el proceso de tener ideas originales, que tengan valor”.

Por ello, para que algo pueda ser considerado creativo, habrá de cumplir con por lo menos 3 factores:

  • Ser novedoso. Marcar una diferencia y ser original.
  • Tener un propósito. Solucionar algún problema o cumplir con algún fin específico.
  • Aportar algo de valor. Tener una utilidad, aportar mejoras y ser aplicable.

 

De no ser así, sólo tendremos una idea incompleta, un pensamiento abstracto o una acción que no ayuda ni mejora ninguna situación. Porque creatividad es ir más allá; la creatividad son acciones que deben comunicar correctamente los pensamientos que habitan en nuestra imaginación. No basta con ser original; las ideas deben aportar, generar cambios y resultar de utilidad. El mundo en el que vivimos se encuentra en constante cambio, y debemos encontrar la forma de adaptarnos a el aportando los cambios que se requieren.

Como menciona José Antonio Marina en su libro El aprendizaje de la creatividad, “La creatividad no es un lujo, sino una estrategia de supervivencia humana. Sentimos el impulso de explorar, inventar, conocer, cambiar, innovar. La creatividad es la facultad que nos permite sobrevivir y progresar en un entorno cambiante y acelerado”. Es casi una necesidad, una forma de expresarnos y de hacer una diferencia. Esta presente en nuestras vidas de forma directa e indirecta; es una vía de escape, y una forma de introspección.

“La creatividad es la inteligencia divirtiéndose”. -Albert Einstein

Hablar de creatividad resulta tan interesante como intrigante; es un tema muy extenso, y hay mucha tela de donde cortar. Este artículo es sólo una pincelada, una muy pequeña introducción a una forma en la que nuestra inteligencia se expresa. Me gustaría saber ¿qué es para ti creatividad?, ¿te consideras creativo? Deja tus respuestas en los comentarios y comparte este artículo con quienes consideres creativos. Puedes compartir el resumen con la infografía de abajo. 😉

Infografía Creatividad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.